Consejos para degustar y conservar cerveza casera

La cerveza es una bebida que se ve muy influida por las condiciones que la rodeen. Debemos programar cada fase de su elaboración, pero también los pasos que hay que seguir para degustarla y conservarla, así podremos preservar sus características y cualidades. Estos son algunos consejos para conservar cerveza casera y degustarla.

  • A diferencia del vino, las cervezas se conservan mejor en posición vertical. Una posición continuada en posición horizontal hace que el líquido se asiente de manera diferente a la habitual y que sus propiedades puedan variar.
  • Los contrastes térmicos no benefician a la cerveza, al igual que a otras bebidas alcohólicas. Agitarlas una vez embotelladas tampoco beneficia a su estado final, por lo que debemos tener cuidado al transportarlas una vez embotelladas.
  • La temperatura más comúnmente recomendada es toda aquella inferior a los 18º C, para que se mantenga en un estado óptimo no debería exponerse a temperaturas superiores a los 20º C. Una vez ha sido introducida en la nevera lo ideal sería consumirla en quince días, en caso de permanecer más tiempo el frío artificial puede dañar seriamente sus propiedades y su fuerza.
  • La luz también es un agente dañino para la cerveza, hay que evitar que la luz entre en contacto con la cerveza de manera continuada, en especial si está embotellada en vidrio, lo cual es habitual.
  • Todas las cervezas artesanas hay que tomarlas en vaso de vidrio, de esta manera podemos ver con claridad las propiedades visuales del líquido que estamos consumiendo, además el vidrio no contiene olores ni sabores extraños. Si la cerveza es consumida directamente de la botella también cambia sustancialmente sus propiedades, debemos dejar que se airee en la copa antes de beberla.
  • La cantidad de espuma con la que debemos servirla es muy simple: los típicos dos dedos. La espuma en realidad no influye en el sabor final de la cerveza, sin embargo actúa como protector, conserva los aromas y sabores además de la carbonatación dentro del recipiente.
  • No es bueno servir cervezas demasiado frías a pesar de lo que anuncien determinadas marcas, se pierde parte del aroma y del sabor.
  • Es recomendable dejar el poso en la botella, si bien cada fabricante tiene sus propias recomendaciones. Nosotros creemos, y más en cervezas caseras, que el poso debe permanecer en el embotellado para no alterar el resto del líquido.

Estos son algunos consejos acerca de cuidado y conservación de cerveza casera, si quieres explicarnos tus propios métodos puedes escribirnos un comentario en nuestro blog.

Publicado en Sin categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *